lunes, 5 de enero de 2015

Un pensamiento en alto

En la vida pasamos de todo alegría y tristezas. A medida que crecemos los sentimientos se van agudizando año tras año al igual que los deseos personales y grupales. Siempre tenemos una meta mas que lograr y todo empieza con los estudios luego con la universidad, el trabajo para finalizar con la familia.

Esos escalones se van construyendo uno a uno, sin embargo, en el camino pueden existir pequeños o grandes imprevisto. Por ejemplo en el caso de nosotras las mujeres podemos creer que quedar embarazada es uno de esos.  Y sin querer o queriendo inconscientemente ese maravilloso momento lo convertimos en una tragedia y debido a eso los estudios pueden ir mucho mas lento de lo previsto; o podemos casarnos por diversos motivos viendo como meta  otras prioridades, asi que en la vida todo puede pasar. 

En lo particular iba todo en ascenso hasta que pooff!!! me tope con la pared de la Esclerosis Múltiple y todos mis planes cambiaron. Aunque algunas cosas siguieron su curso como el amor, las alegrías, entre otras; lo difícil con este tema empezó a tocarme cuando manejar o ser dependiente me afectó emocionalmente. Pero en el transcurso de la vida radica en su mayoría por las decepciones, depresiones y tristezas que nos asotan y muchas veces por nuestros propios errores.

Hoy día creo que como visitante en esta vida me toca aprender como manejar todo un conjunto desde mis defectos, que TODOS tenemos, el entorno y sus afecciones. E incluso la sociedad, la cual muchas veces es cruel pero hay que entenderla, pues desconocen qué sientes. Te preguntan en la calle cosas como por ejemplo: ¿tú medico te asegura que te curas? O te salen con mi comentario favorito: Ay, tan joven, y eso no tiene reversa sé que te puedes poner peor; da gracias a Dios que al menos media andas. Y aunque no se crea eso lo vivo a diario con  la imprudencia que es parte activa de la sociedad. 

Sabemos que existe una estadística, pero para mi es como saber que una mujer está embarazada y el sexo del bebe puede ser niño o niña, a medida que transcurre el tiempo sabrás. Así veo yo las cosas sólo el tiempo lo dirá. 

Es decir, tenemos un diagnóstico porque así fue determinado y que en ese momento sé que no existen palabras que alienten pero sí sólo nos enfocados en ese punto gris sin mirar los colores y matices maravillosos podemos tornar todo negro. Así que miremos al frente y a los lados todo lo que podemos lograr si engranamos medicina y la actitud, logrando lo colorido de la vida. 

Twitter: @gssur
Instagram: @gillians25

No hay comentarios:

Publicar un comentario